CURIOSIDADES / ¿Quiénes son los drusos?

Los drusos son una congregación árabe que habita en su gran mayoría en el medio oriente, que profesan una religión específica, derivada y separada del Islam hace unos mil años aproximadamente.

La religión drusa se formó a principios del siglo 11, en Egipto. Comenzó como un movimiento del Ismalia (una de las principales corrientes del Islam Chiita), influenciada principalmente por la filosofía griega y por el gnosticismo. Sin embargo, la tradición drusa afirma que no se trata de una religión nueva sino en una nueva revelación de la fe monoteísta original. Por eso su religión se la llama "El-Mowahadin", que significa "la fe de la unicidad".


Según la tradición drusa, la historia se divide en siete períodos, que en cada una de ellas se reveló un profeta y a su lado un conocedor de la sabiduría escondida que transmitió su conocimiento a personas específicas. Los profetas fueron Adam, Noah, Abraham, Moshé, Jesús, Mahoma y Mahoma hijo de Ismailia. El conocedor de sabiduría en la época de Moshé fue Itró, su suegro, que según la tradición drusa está enterrado en un monte en Karné Hitín en el norte de Israel, el cual lo convierte en un lugar de peregrinación.

En el año 1017, Al-Hakim bi-Amr Allah, el sexto califa de la dinastía de los fatímidos, según la tradición drusa, eligió como Imam (para los Chiitas, el líder de la comunidad) a un joven llamado Hamza Ben Alí, uno de los principales anunciadores de la fe del Mowahadin. Unos años más tarde el califa desapareció misteriosamente. Sus creyentes salieron a buscarlo y encontraron las ropas del califa suspendidas en el aire, pero él no estaba. Entonces comenzaron a creer que Al-Hakim no murió sino que se escondió como una señal de prueba hacia los creyentes, y que en el final de los días se revelará otra vez. La época de su heredero fue la última en la cual existió la oportunidad de unirse a la congregación drusa (hoy no existe la conversión). todo el lio de adarazi... ahora ya no se puede.
Uno de los creyentes, llamado A-Darasi, comenzó a anunciarse como la encarnación de Dios, y decidió crear una nueva religión. Hamza Ben Ali guerreó contra él y lo venció. De todas formas, los musulmanes comenzaron a llamar a los creyentes de la nueva religión como "los creyentes de A-Darasi" (de ahí la palabra "druso") para desmoralizarlos. Hay quienes dicen que en realidad A-Darasi era un hombre justo y fiel y por eso tuvo el mérito de que la religión sea llamada por su nombre.

Los pilares de la religión drusa consisten en: el monoteísmo, la fe en la reencarnación, los diez mandamientos, el respeto a los profetas y la prohibición de la poligamia. Entre los mandamientos de los drusos, se destacan la prohibición de difamar al compañero y de cuidar sus secretos, proteger a los demás drusos, y recibir con integridad los decretos divinos, sean buenos o malos. Los más religiosos dejan crecer su bigote, y tienen prohibido fumar, beber alcohol, apostar y comer cerdo u otros animales que no son rumiantes. También se destacan cuidar el honor de la mujer y de la familia, recibir invitados, ayudar a los necesitados y en el recato. De todas formas la religión es secreta, y sólo una minoría (los "Ukal", sabios) conocen en profundidad su contenido, mientras la mayoría (los "Chu'al", necios) no toman parte en los estudios de la fe. Solo los sabios pueden entrar al "Hilwe" (donde se reza y estudia) y los niños menores a 15 años, que todavía no eligieron su camino.

Las principales fiestas son Eid el Adha (la celebración del sacrificio, que también celebran los musulmanes) y las del profeta Shuaib (Itró), Sabalán, El-Hader (Eliahu Hanabí) y El-Iafuri.
Luego de un entierro, está prohibido visitar la tumba o construir una lápida, ya que según la fe drusa que el cuerpo no tiene ningún valor desde que el alma lo abandonó ya que va a reencarnar en otro druso por nacer. De todas formas, no hay un ente que controla que esto se cumpla y las costumbres varían según el lugar.

La bandera drusa tiene cinco colores que cada uno simboliza algo: rojo (la fortaleza y el amor), amarillo (el conocimiento, la iluminación y el trigo), blanco (la paz y la pureza), azul (la paciencia, la hermandad, el perdón, el cielo y el agua) y verde (la naturaleza).

En Israel viven 140.000 drusos, en la Galilea, las alturas del Golán y el monte Carmel (Hurfeish, Pekiin, Bet G'an, Mag'dal Shams, Masade, Daliyat El Carmel, Isfiya). 700.000 drusos viven en Siria, 215.000 en Líbano y algunos miles viven en Venezuela, Estados Unidos, Jordania, Canada y Australia.
En Israel, la relación entre los drusos y los judíos fue siempre buena. En los años anteriores a la declaración de la independencia los drusos no se sumaron a los demás árabes en los ataques y rebeliones de la época. En la guerra de la independencia los drusos de mantuvieron neutrales (salvo por un batallón del ejército árabe de la liberación que luego se cambiaron de bando), y hacia las fases posteriores de la guerra ayudaron activamente a los judíos. En 1957 la religión drusa fue reconocida oficialmente. Por elección los drusos decidieron que la obligación de participar en el
ejército recaiga también sobre ellos, siendo destacados en su empeño de combatientes (Ghassan Alian, druso de la ciudad de Shfaram, ejerce actualmente como comandante de la brigada de Golani, una de las brigadas de combatientes más reconocidas).

Por ser que la comunidad internacional no reconoce a las alturas del Golán conquistadas en 1967 como parte del Estado de Israel, la mayoría de los drusos que habitan allí se consideran sirios. Si bien todos los habitantes tienen derecho de obtener ciudadanía israelí, menos de un 5% lo hicieron y el resto permanecen como residentes. Existe un cruce en la frontera entre Israel y Siria por la cual los drusos tenían un acceso limitado para estudiar en universidades de Siria u otros propósitos. La continua guerra en Siria ya no permite que eso ocurra y los drusos de Israel se mantienen preocupados por el destino de sus hermanos del otro lado de la frontera.




Copyright © 2016
ISRAVENTURA
+972 54 4744549
info@israventura.com